¿Qué es la microcorriente de frecuencia específica?

La microcorriente de frecuencia específica (FSM) es una técnica para tratar el dolor mediante el uso de corriente eléctrica de bajo nivel. La corriente se envía a ciertas partes del cuerpo en un intento por aliviar el dolor.

Una frecuencia es la velocidad a la que se produce una onda de sonido o un pulso electrónico. Esta medida se registra en hercios (Hz). Al usar FSM para tratar el dolor, se ha encontrado que se pueden usar varias frecuencias para reducir potencialmente la inflamación (hinchazón), reparar el tejido y reducir el dolor.

¿Cómo funciona la microcorriente de frecuencia específica?

La FSM se aplica al cuerpo con un dispositivo que suministra una corriente suave. La microcorriente es una corriente eléctrica extremadamente suave (una millonésima parte de un amperio). El cuerpo humano en realidad produce su propia corriente dentro de cada célula.

En FSM, dependiendo del tejido involucrado, se seleccionan frecuencias específicas para estimular la curación natural del cuerpo y reducir el dolor. Se han identificado frecuencias para casi todos los tipos de tejido del cuerpo.

Una de las formas en que funciona la FSM es potencialmente aumentando la producción de la sustancia ATP en los tejidos lesionados. El ATP es la principal fuente de energía para todas las reacciones celulares del cuerpo. Debido a que el tratamiento con FSM puede aumentar la producción de ATP hasta en un 500% en los tejidos dañados, esto puede ayudar con el proceso de recuperación. Dependiendo de la afección, el tratamiento con FSM puede "aflojar" o ablandar los músculos, lo que puede ayudar a aliviar el dolor o la rigidez.

¿Qué condiciones se pueden tratar con microcorriente de frecuencia específica ?

La FSM se usa con mayor frecuencia para tratar el dolor, especialmente el dolor de nervios y músculos, la inflamación y el tejido cicatricial, de las siguientes afecciones:

  • Herpes

  • Quemaduras

  • Cálculos renales

  • Asma

  • Síndrome del intestino irritable

  • Lesiones de disco

  • Fibromialgia

  • Neuropatía diabética

  • Neuromas (crecimiento excesivo y cicatrización de un nervio después de una lesión)

  • Tendinopatía (inflamación y / o hinchazón del tendón)

  • Lesiones musculoesqueléticas agudas (repentinas) y crónicas (a largo plazo)

  • Dolor neuropático (nervioso) agudo y crónico

  • Fractura crónica y dolor óseo.

  • Artritis

  • Tortícolis (la cabeza está inclinada hacia un lado)

  • Lesiones de disco / dolor de base discogénica y facetaria

  • Dolor referido visceralmente

  • Conmociones cerebrales

  • Dolores de cabeza

  • Fascitis plantar (dolor en el talón y el pie)

  • Lesiones deportivas

  • Heridas

¿Es dolorosa la microcorriente de frecuencia específica?

El tratamiento con FSM es no invasivo e indoloro. Las corrientes utilizadas en FSM son tan bajas que el paciente a menudo no las siente. Durante el tratamiento con FSM, los pacientes pueden notar ciertos efectos, incluido el calor y el ablandamiento de los tejidos afectados.

Preguntas frecuentes

Para obtener más información, consulte estos artículos publicados